Bodega Valpincia

BODEGAS VALPINICA, S.L
Carretera de Mélida Km 3,500
Peñafiel, VD 47300
España

Bodegas Valpincia, S.L. fue fundada en abril de 1992 por D. Eduardo Bartolomé Espinosa y su familia, con el objetivo de elaborar vinos de calidad bajo la Denominación de Origen Ribera del Duero, y comercializarlos posteriormente a nivel nacional.

A partir de entonces, y con un gran esfuerzo, esta bodega ha logrado situarse a día de hoy entre los primeros puestos de los vinos de Ribera del Duero en las grandes superficies, gracias a su marca VALPINCIA, mientras que con su otra marca, PAGOS DE VALCERRACÍN, se está haciendo un hueco en el difícil mundo de la restauración.

Un gran paso hacia al futuro fue la construcción de la nueva bodega en Peñafiel, en el corazón de la denominación Ribera del Duero. Las nuevas instalaciones están dotadas con los últimos avances en tecnología vitivinícola para mejorar la producción y la calidad de nuestros vinos.

Otro de los grandes logros de Bodegas Valpincia S.L. en la actualidad ha sido la comercialización de su nueva gama de vinos de calidad blancos y verdejos bajo la Denominación de Origen Rueda que ha logrado en poco tiempo un gran un éxito en el mercado. De hecho, en su primera andadura El Valpincia Rueda 06 ha sido galardonado con el prestigioso Premio Zarzillo de Plata 2007 en el certamen más importante de vinos nacionales.

El principal parámetro que siempre ha distinguido la estrategia comercial de Bodegas Valpincia ha sido ofrecer una alta calidad de producto a un precio razonable. La calidad de estos vinos ha quedado certificada a lo largo de su trayectoria mediante la consecución de importantes premios y galardones, como el Ciudad de Oporto, La Mondiale de Bruselas, Challenger de París, Turquía y Zarcillos, entre otros

Estas marcas son comercializadas alrededor de toda la geografía española, destinando un porcentaje aproximado del 15% de sus ventas para la exportación hacia Holanda, Alemania, Inglaterra y México.

D.O. Ribera del Duero

Las específicas condiciones climatológicas que caracterizan el cultivo de la vid en la Ribera del Duero, tienen gran influencia a lo largo del ciclo vegetativo de las viñas, desempeñando un papel fundamental en el desarrollo de la planta y la maduración de la uva. De esas especiales condiciones depende, en gran medida, la calidad de los caldos obtenidos.

La climatología de la Ribera del Duero se caracteriza por una pluviometría moderada-baja (450 mm de lluvia al año) que, unida a sus veranos secos (40 ºC) e inviernos largos y rigurosos (-18 ºC), y con acusadas oscilaciones térmicas a lo largo de las estaciones, la enmarcan dentro de un clima mediterráneo, con más de 2.400 horas de sol, cuyo carácter primordial es la continentalidad.

La Ribera del Duero se localiza en la gran meseta septentrional de la Península Ibérica. El mayor volumen de estos sedimentos está constituido por capas más o menos lenticulares de arenas limosas o arcillosas y destaca la alternancia de capas, tanto de calizas como de margas e, incluso, de concreciones calcáreas

Los vinos de la D.O. Ribera del Duero son fundamentalmente tintos, aunque también existen rosados. La variedad de uva más característica es la denominada genéricamente Tinta del país, conocida en el mundo del vino como Tempranillo, la cual constituye más del 90% de la producción. Según las normativas del Consejo Regulador, para que un vino pueda acogerse a la denominación de origen debe incluir al menos un 75% de Tempranillo en su elaboración. En total, no menos del 95% de la uva debe ser Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec. Las uvas Garnacha y Albillo están permitidas, pero en pequeñas cantidades.

D.O. Rueda

El centro neurálgico de bodegas y de infraestructuras del vino es Rueda (Valladolid). Zona vinícola con Denominación de origen (DO) de las provincias de Valladolid, Segovia y Ávila (España). Esta DO abarca 57 municipios con algo más de 65.000 habitantes de la provincia de Valladolid, 17 de la provincia de Segovia y 2 de la provincia de Ávila. Tiene 7.766 ha de viñedos inscritas, tanto en variedades blancas, como en variedades tintas, y cuenta con 52 bodegas.

La altitud media de los viñedos es de 750 msnm, aunque en los viñedos de la provincia de Segovia, se pueden alcanzar los 850 msnm. Los suelos son cascajosos y pedregosos, pobres en materia orgánica y con buena aireación y drenaje. El clima es continental con una temperatura media anual de 13 ºC, y una precipitación media anual es de 460 mm.

El carácter Rueda está definido por tres elementos: la Uva Verdejo, autóctona de la zona, el clima continental y los suelos cascajosos. La uva Verdejo habita desde hace siglos en la Denominación de Origen Rueda.   Su origen, aun no teniendo testimonios escritos de ello, se cree que puede coincidir con el reinado de Alfonso VI (siglo XI). En esa época se repobló la cuenca del Duero con cántabros, vascones y mozárabes, siendo estos últimos los que con mayor probabilidad trajeron la variedad Verdejo a España.

Podemos acercarnos al vino blanco diciendo que el aroma y sabor de la Verdejo tiene matices de hierba de monte bajo, con toques afrutados y una excelente acidez. El extracto, factor de personalidad de los grandes vinos blancos, es perceptible por su volumen y su característico toque amargoso que proyecta en boca un destello de originalidad, acompañado de una gran expresión frutal.

PREMIOS OBTENIDOS POR BODEGAS VALPINCIA

Valpincia Roble 2007    -                              Zarcillo de Plata 2009 

Valpincia Verdejo 2008 -                              Zarcillo de Plata, Zarcillos 2009

Valpincia Rueda 2006   -                              Zarcillo de Plata, Zarcillos 2007

Valpincia Rueda 2008   -                              Zarcillo de Plata, Zarcillos 2009

 

Lugar de la Bodega